miércoles, 21 de mayo de 2014

El Padre Panqueque

¿Friends?
Primero, dijo que "la homosexualidad es un problema psicológico" (entre otras burradas que dice en esa nota). Después, cuando se le enojaron, contestó que "me malinterpretaron". Así es el Padre Ignacio, o Padre Panqueque, como le dicen ahora.

Resulta que en ocasión de la Navidad pasada, Peries -que siempre tiene su lugarcito reservado en Canal Tres de Rosario- hizo un programa especial de Navidad dedicado al menos en parte a las "Familias de la diversidad". Esto, previsiblemente, trajo un poco de cola,especialmente si recordamos lo que decía Jorge Mario antes de ser el papa más progre y humilde de la historia (y lo que sigue diciendo hoy, a pesar del maquillaje mediático).

Desde el blog apologético InfoCatólica se asegura que en condiciones normales (esto es, según el autor, si Peries no fuera amigo de Mons. Mollaghan), "ya habría sido suspendido". De paso, también se le critican sus fallidas "predicciones" y sus nada ortodoxas "sanaciones" (es interesante que se acuerden recién ahora; estas actividades van completamente en contra del canon religioso).

Lo mismo leemos en Página Católica y Argentinos en alerta, que hasta se dedicó a juntar firmas para que los Mons. Arancedo, Tschering y Mollaghan (a quien Jorge Mario destituyó hace pocos días), "Iluminen sobre el Padre Ignacio":
"Estimado Mons. Arancedo
C/copia a Mons. Emil Paul Tschering y Mons. José Luis Mollaghan
He tenido conocimiento de las entrevistas que el ‘Padre Ignacio’ realizó el pasado día de Navidad a varias parejas homosexuales en Canal 3. En ellas el sacerdote católico defendía el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de niños por parejas homosexuales.
Como se imaginará, estas declaraciones han generado una enorme confusión y desazón entre quienes defendemos el matrimonio como la unión estable y fiel entre hombre y mujer abierta a la vida. Solicitamos que iluminen sobre este lamentable hecho."
Tan terrible hecho fue también denunciado por la inefable aciprensa, portavoz habitual de la ignorancia homofóbica. Por su parte, el Arzobispado de Rosario emitió un comunicado desautorizando a Peries y asegurando que "sus comentarios y consideraciones se apartan de la enseñanza de la Iglesia", entre otras muchas burradas a las que la buena Iglesia ya nos tiene acostumbrados.
 
Ante tamaña presión, el pobre Ignacio no tuvo más remedio que volver a retractarse, cosa que parece no costarle mucho. Un hombre de principios, como se suele decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos. Si entrás como anónimo, por favor dejá algún nombre o seudónimo.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.